sábado, 13 de enero de 2018

temblor de las adormecidas
una mano se acerca a su vientre
y separa la carne
sin palabras
sin sangre
una mano separa los bosques
y enciende una hoguera
los párpados cerrados

alguien canta el vuelo de los pájaros
su augurio de lágrima negra
alguien canta
pero el vientre no existe
los pájaros no existen
una mano separa la carne
y los cuerpos
los cuerpos son un augurio
son una lágrima
los cuerpos no existen

temblor de las adormecidas
quién duerme bajo los párpados
quién esconde un bosque un augurio
la niebla es un corazón sangrante
alguien canta el vuelo de los pájaros
su cuerpo de mujer dormida

1 comentario:

  1. Tus poemas que transcurren por esos paisajes tejidos con tus palabras casi mágicas.
    Siempre es un placer leerte!

    ResponderEliminar